¿Cómo producir productos alimentarios sostenibles?

El cambio climático es un tema cada vez más presente en nuestro día a día. La concentración de CO2 en la atmósfera aumenta cada año, dando lugar a un incremento constante de las temperaturas. Este aumento conlleva sequías, inundaciones y la aparición de plagas que ponen en peligro la viabilidad de muchos cultivos. 

Varios estudios apuntan que la indústria alimentaria es responsable del 30% de las consecuencias del cambio climático. Además, los consumidores cada vez están más concienciados en este sentido y la demanda de productos respetuosos con el medio ambiente va en augmento. 

¿Cómo pueden los productores de alimentos avanzar hacia un modelo de producción de alimentos más sostenible? ¿Y cómo puede conocer el consumidor si un producto es más sostenible que otro?

 

Presentamos algunas de las opciones más relevantes que responderán a estas cuestiones:

  • Declaración ambiental de producto (DAP o EPD por sus siglas en inglés) 

Una DAP es un estudio de los impactos ambientales, de la huella de carbono y de la producción de un producto. Esto permite obtener toda la información ambiental que implica la producción del producto y aplicar modificaciones necesarias en el proceso de producción para reducir este impacto. 

  • Cálculo de la huella de carbono del producto o huella hídrica. 

Són cálculos realizados mediante metodologías estandarizadas. A partir del cálculo se identifican los puntos con más impacto, y así poder tomar medidas para reducir la huella. Los resultados y la reducción del impacto conseguido puede comunicarse en la etiqueta de los productos. 

 

Es importante que las acciones realizadas para promover la sostenibilidad del producto se comuniquen de manera clara para llegar a los clientes y potenciales consumidores. Tanto el packaging del producto como las plataformas de comunicación de la empresa son buenas herramientas para plasmar esta información. 

Un caso ejemplar es el fabricante de la ensalada Bativasalat, que en sus productos incluye la información como que el envase está hecho de plástico reciclado, que se han utilizado fertilizantes ecológicos, se han evitado insecticidas, la energía que utilizan es renovable y reutilizan el agua necesaria para la producción. 

Además, la marca incluye en su web toda la información sobre cómo aplican los criterios de sostenibilidad y ecología a su actividad.

Para los productores del sector alimentario el hecho de conocer los impactos que genera la producción y manipulación de alimentos les permite detectar los impactos que provocan, aplicar medidas para reducirlos, y así ser más sostenibles. 

La comunicación de las acciones realizadas en este sentido ayudará al posicionamiento de la empresa y a la fidelización y captación de sus clientes. 

Además, la aplicación de los criterios de sostenibilidad a partir del estudio del proceso de producción permitirá a la empresa reducir los costes de operación y a promover la captación de inversores. 

 

En GBM acompañamos a las empresas en este proceso de eco-innovación, ya sea a través de la aplicación de las Declaraciones Ambientales de Producto como en los cálculos de la huella de carbono y de la huella hídrica. También asesoramos en la divulgación de estas acciones.

 

  • On 18 de December de 2020
  • 0 likes