El beneficio económico de un piso sostenible

Cada vez se habla más de las casas sostenibles y sus beneficios. El menor consumo de agua y energía, producir menos emisiones y ser espacios más saludables son algunas de las positividades.
Es bien conocido también, que las casas sostenibles ayudan a ahorrar dinero pero raras veces se presenta este valor. Es cierto que no puede conocerse con exactitud por diversos factores, pero sí puede calcularse un valor aproximado.

En el presente artículo, presentamos un cálculo teórico para cuantificar el ahorro en un piso sostenible en relación a otro que no lo es. 

Para hacerlo se ha tenido en cuenta un consumo mensual de energía de 105€/mes en climatización y agua caliente sanitaria de un piso de 80 m2 con calificación energética D (70 kWh/m2·año), que podría designarse como el piso no sostenible. Para el consumo medio mensual de agua se ha considerado unos 35€/mes ya que los aparatos no son eficientes. 

Estos consumos se han comparado con un piso también de 80 m2 pero con una calificación energética B (40 kWh/ m2·año), y por lo tanto, con un consumo medio de 64 €/mes de energía en climatización y agua caliente sanitaria. En cuanto al agua se considera un consumo medio mensual de 24,5 €/mes, un 30% inferior al primer ejemplo, puesto que se incorporan medidas de eficiencia. 

Considerando que el piso va a ser usado 50 años y que el IPC sube alrededor de un 1,2% al año, el ahorro de una casa sostenible puede ser de hasta 45.400 € como se puede observar en el gráfico. Una cantidad nada despreciable, y esto solo teniendo en cuenta para la comparación los consumos de calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria y agua potable. 

A este ahorro derivado del consumo energético le restamos el porcentaje que encarece el precio de construcción del piso más sostenible, que puede ser hasta un 8% superior al precio de construcción de un piso menos sostenible.

Por lo tanto, un piso con una calificación energética D que cuesta unos 185.000€, podría llegar a costar 200.000€ con calificación energética B. 

Aún teniendo en cuenta este parámetro, con el piso más sostenible se ahorraría unos 30.000 €. 

En la imagen, CAPEX hace referencia al coste de compra de la vivienda y OPEX al coste de consumo de agua y energía

 

 

 

Si se incluyen medidas más allá de las mencionadas como por ejemplo reutilización de aguas grises, el piso podría encarecerse un 0,6% pero el ahorro aumentaría en unos 6.200 € durante los 50 años. La inclusión de más medidas como electrodomésticos eficientes, facilidades para el transporte sostenible o el reciclaje también tendrá efectos positivos en nuestros bolsillos. 

Si a estos ahorros añadimos que algunos bancos como Santander, Bankia o Triodos están ofreciendo hipotecas con un interés menor (0,2% inferior normalmente) el ahorro en intereses financieros podría ser de unos 6.000 €. 

Por lo tanto, sumado a los cálculos anteriores el ahorro podría subir hasta los 36.000 €. 

Por último, cabe mencionar que la certificación de sostenibilidad BREEAM ayuda a identificar aquellas viviendas más sostenibles y sobre todo, actúa como garantía de que la vivienda ha sido construida siguiendo unos estrictos criterios de sostenibilidad, asegurando así un ahorro real, entre otros beneficios. 

Además, si la vivienda está certificada con un nivel Bueno o superior, el certificado te servirá para negociar una mejor hipoteca o un mayor coste de la vivienda por si un día la quieres vender.

 

  • On 10 de December de 2020
  • 0 likes
Tags: ahorro, piso sostenible